¿Quieres saber qué dicen quienes han vivido la experiencia?

Aquí encontrarás algunas opiniones de las personas Protagonistas.

Antonia: Alumna del Máster en Coaching

“Ha sido un Máster doblemente enriquecedor porque he aprendido los contenidos teóricos y éticos del Coaching y también he aprendido a conocerme arropada por un excelente ambiente de confianza y respeto.”

Antonia Farreras

Betty: Una experiencia que cambió su vida.

“Una experiencia de aprendizaje única en la que Miguel, con un riguroso respeto por todos nosotros, me ha ido introduciendo en un proceso de autoconocimiento en todas las áreas de mi vida, permitiéndome conocer a través de los diferentes conceptos y de la propia experiencia, lo que siento, lo que pienso, lo que digo y hago, ofreciéndome así la opción de adquirir la responsabilidad de mi vida y poder acompañar a otras personas en su proceso de Coaching, un proceso competente, responsable y con coherencia.

Había participado en otros cursos de Coaching previamente, muy buenos en cuanto a las técnicas empleadas, pero este Máster ha superado las expectativas que tenía sobre una formación de Coaching, porque me ha ayudado a conocer y sobre todo a entender más a la persona, a intuir lo que se esconde detrás de ella y le está impidiendo disfrutar de su vida.”

Betty Roman

Anna: Un Máster, un viaje, una aventura personal

“Un viaje formidable hacia mí misma y hacia los demás.”

Anna Figarola

Carlos: Alumno del Máster en Coaching

“Uno se pone a buscar cursos sobre un tema que parece interesar, y en las entrevistas iniciales te encuentras con que has hallado un buen compañero de viaje. Eso es lo que me ayudó a decidir cuál quería hacer.

Luego, empiezan a suceder cosas. A las pocas sesiones ya supe que no sólo estaba haciendo un Máster.

Cuando acabé había incorporado a mi vida una experiencia que aplico a todo aquello en lo que pongo atención.

Vale la pena entrar con todos los poros abiertos.”

Carlos Zugasti

José: El Coaching no es la meta, es el camino

“Cuando me planteé realizar un comentario sobre esta formación tenía claro que lo iba a hacer con una sola palabra. Después de pensar en ello, me di cuenta que esa palabra era REVELADOR.

Ampliando un poquito esa expresión, me gustaría añadir que esa es la mayor aportación que ha provocado en mí: revelarme a mí mismo, y por lo tanto, ayudarme a que en los procesos de Coaching mis clientes disfruten de esas revelaciones que todos necesitamos para avanzar en nuestro camino.

El valor añadido de este Máster es, desde mi perspectiva, la visión amplia que adquieres de ti mismo y de los demás, algo que te ayuda de una forma maravillosa a realizar Coaching con unos estándares de calidad muy altos.”

José Ruiz

Carmina: Alumna y prescriptora del Máster en Coaching

“Mi nombre es Carmina. Soy hija, hermana, amiga, compañera, amante de la vida, soy todo lo que siento, soy lo que hago a cada momento, todo lo que tengo y muchísimo más.

Llegué al Máster de Coaching Estructural asustada, en un momento de mi vida donde no veía nada claro, lo único que quería era ser feliz. Entrar en el Máster para mí fue como subirme a una barca y adentrarme en el mar de mí misma; pasé días soleados, días de lluvia, días de tormenta, días de oscuridad donde hubiera vuelto atrás por no hacer ese viaje, … pero he aprendido a navegar en el mar bravo y es aquí donde he sacado mi coraje y mi valentía, he dejado florecer todo lo que soy gracias al Máster porqué he aprendido a ser yo misma y a descubrirme en mí y en los demás. Todo este viaje con un matiz lleno de amor, humildad y nobleza.

Hoy afirmo que soy más feliz gracias a mi valentía por haber hecho este Máster y por la manera en que lo hice.

Estoy infinitamente agradecida a la vida y al faro que me guió durante ese tiempo. Mi faro fue Miquel Cortés.”

Carmina Puig

Cristina: Alumna apasionada del Coaching

“Es difícil encontrar las palabras adecuadas para definir lo que representó para mí hacer el Máster en Coaching Estructural con Miguel Cortés.

A raíz de la formación pasé a vivir la vida desde la consciencia; fue un despertar a los sentimientos, al amor, al saber dar, saber recibir, a saber pedir, a sostener … Mi percepción de lo que me ocurría cambió totalmente. Era un “darme cuenta” continuo. Empecé a tomar las riendas de mi vida, aprendí a amarme y en consecuencia a amar a los demás sin apegos, sin esperar nada a cambio. Fue un despertar a un nuevo mundo.

A raíz de este Máster me seguí formando en terapias alternativas y ahí estoy.

Gracias Miguel por acompañarme en ese “despertar”. Sin ti todavía seguiría “dormida”.”

Cristina Santa-Olalla

Denis: Alumno y Coachee profesional

“Es un Máster muy completo.

Me ha permitido conocerme mejor para poder acompañar a otros en procesos de cambios de forma sana y consciente.Se aborda tanto la filosofía como la práctica del Coaching, y es ideal para personas que se quieran dedicar al Coaching.”

Denis Bonnotte

Xavier: Vivió la experiencia del Mátser en Coaching Estructural

“Vivir la experiencia de realizar el Máster en Coaching Estructural ha sido el mayor autoconocimiento que he vivido de mí mismo.

Cuando me conozco puedo ocuparme de mi atendiendo mis necesidades … amarme, aceptarme … y solo de esta manera puedo ser capaz de compartir.Miguel me atendió desde el respeto que todas las personas nos merecemos, sin juzgarme, sin invadir mi espacio.Ante la pregunta si volvería a hacerlo, mi respuesta es, sin dudarlo ni un segundo, SI.”

Xavier Daban

Rebeca: Alumna del Máster y ahora trabaja en el CEFOC

“Podría utilizar la palabra COMPLETO para definir el Máster de Coaching Estructural, al ser ésta la que más se acercaría al significado de lo que he experimentado durante los 9 meses que dura. Pero aun así no describe con exactitud todo lo que he podido aprender y descubrir. No es un máster al uso, motivo por el cual lo hace más especial todavía.

Es a través de las diferentes dinámicas y ejercicios que realizas, los que te aportan un conocimiento, una experiencia vívida a cerca de lo que es el Coaching, y éstos acaban siendo un soporte indispensable para entender la teoría y poder integrarla.

Para mí, este Máster fueron 9 meses donde pude aprender, darme cuenta, experimentar conmigo, dar nuevos significados a mi vida, crecer, conocerme mejor y adquirir una estructura sólida para poder ejercer como coach. En definitiva, el Máster de Coaching Estructural es un proceso de Coaching en sí mismo, y que al llegar al final de éste, lo que obtienes es más consciencia, no solo de en qué consiste tu labor como coach, sino de quien eres como persona.”

Rebeca Gil

Ramón: Alumno del Máster y apasionado del coaching

“Sería equivocado describir el Master de Coaching de CEFOC como un curso teórico práctico del arte de acompañar.

Bajo mi modesta opinión, gratamente encontré un curso de una enseñanza holística de enseñanzas que tienen que ver con el autoconocimiento y el crecimiento personal.

Un conductor excelente te abre nuevas puertas y acompaña a nuevos campos del conocimiento que de otra forma me hubiese resultado difícil descubrir.

Un curso activo, no libre de una dedicación y esfuerzo personal, aderezado con un gran saber hacer en la formación y un ambiente positivo de la clase hace que, sin lugar a dudas, haya sido con creces el curso que más haya disfrutado de todos aquellos que he estudiado hasta la fecha.”

Ramón Ávalos

María José: Participó y disfrutó del proceso de aprendizaje del Coaching

“Yo soy una de las afortunadas que han vivido el Máster en Coaching Estructural.

Antes de hablar de éste, me gustaría hacerlo de Miguel Cortés, mi profesor.

Es una persona muy especial. Sólo con mirarte conscientemente, ya entra en ti durante todo el Máster; te acoge, te respeta, y sobretodo te hace sentir…

¡Un regalazo haberlo conocido!

En cuanto al Máster, ¡qué puedo decir!; independientemente de lo que aprendes para ejercer de coach, hay algo que va más allá. Cambias, cambias como persona, aprendes a ser consciente de ti, de tu realidad, vives tu transformación personal hasta llegar a tu esencia.

Sí, el Máster te acompaña en tu proceso de cambio personal; hay momentos alegres, divertidos aunque también hay otros muy emotivos, muy sentidos, pero siempre necesarios para llegar a ti. Entiendes que tú eres libre para llevar la vida que tú y solo tú ,eliges. ¡Una maravilla!

Yo diría que el Máster es como una melodía; hay muchas notas sueltas que al principio no parecen que tengan sentido, pero al final se juntan y forman una melodía perfecta. En el Máster haces cosas que no entiendes mucho por donde van, no entiendes muy bien para qué, aunque todo, al final, todo, tiene sentido, todo tiene un para qué. Cualquier elemento, cualquier nota, es importante y necesaria para saber hacer una sesión de Coaching tal y como lo entiende el Coaching Estructural. ¡Un lujo!”

María José Lázaro

Virginia: Incondicional del Coaching

“Empezaré diciendo que ha sido un placer poder participar en este Máster y en esta promoción 2014/2015 con 7 compañeras más.

Para mí ha sido mucho más que un curso; se me ofreció desde el principio la oportunidad de ser yo misma y reafirmarme en los valores que me identifican como ser humano, aquellos que abren los oídos y el corazón a los demás como iguales, respetando su esencia y su espacio dentro y fuera del grupo.

Ha sido un viaje emocionante a través de mi interior, conocerme de manera profunda, aceptando, fortaleciendo y cambiando todo aquello que iba a hacer posible un vivir con más coherencia conmigo misma, con los demás, y con ese universo realmente lleno de infinitas posibilidades.

Cada encuentro con Miguel, a quien considero mi Maestro, ya que desde sus palabras y sus miradas en silencio pero a la vez cargadas de significado, fueron generando una curiosidad cada vez mayor por descubrir el ser que habita en mí, así como cada encuentro con el grupo por todo el contenido que trabajamos individualmente y en equipo, por las dinámicas realizadas donde se han hecho presentes esas cinco dimensiones que abarca el Coaching Estructural: emocional, energética, mental, lingüística y corporal. La riqueza en la variedad de dinámicas que me hicieron conectar con mi ser y sentirme más cercana a mis compañeras y al mismo tiempo un aprendizaje en la mejora de mis relaciones con los demás.

Mi objetivo en este Máster era formarme como coach para poder ejercer como tal una vez acabado el curso.

Pero me llevo mucho más que un papel que certifica mi asistencia y mi participación al curso. Esa pregunta de cierre de las sesiones de Coaching; “Qué te llevas hoy de esta sesión?”

Me llevo sabiduría desde la humildad en este arte que es el Coaching.

Me llevo haber aprendido el verdadero significado del verbo Amar.

Me llevo mucha riqueza espiritual, mucha calma y serenidad.

Me llevo un ser más completo, más humilde y más sencillo y coherente conmigo misma; mi yo en estado puro.

Me llevo el cariño y el amor de las personas que han compartido conmigo este Máster. De algunas de ellas me llevo una amistad incondicional.

Y por último me llevo plenitud y agradecimiento a ese universo infinito, y a Miguel, quien me acogió y me abrió las puertas a este maravilloso arte del Coaching, sin dirigirme, haciéndome responsable de mí misma y de mis decisiones.

Gracias Universo. Gracias Miguel.”

Naroa: Alumna participante en el Máster de Coaching Estructural

“Este Máster ha marcado un antes y un después en mi vida. Ha sido muy enriquecedor en todos los aspectos y una gran experiencia.
He aprendido muchísimo sobre el Coaching y también como persona.

En pocas palabras; una experiencia inolvidable.”

Naroa Zabala

ALGUNOS DE NUESTROS CLIENTES